Una casa rural a 10 minutos de Lekeitio

Somos Dafne Merchán y Ronaldo Godoy, una pareja de urbanitas de pura cepa que dejó todo lo conocido en la ciudad para cumplir un sueño: montar una pequeña granja en la que vivir en armonía con la naturaleza y el medio ambiente

También queríamos compartir nuestra filosofía de vida. Por eso, creamos la casa rural Lorenetxea Ekoturismo, en Amoroto, muy cerca de Lekeitio. Un espacio abierto a cualquier familia con conciencia ecológica en la que las mascotas son bienvenidas.

¿Qué encontrarás en nuestra casa?

El paisaje

Cada mañana despertar en medio de la naturaleza.

La lumbre

El crepitar de la leña en la chimenea los días de frío.

El cielo

En las noches de verano, tumbarme a ver las estrellas y dejar mi mente volar.

El perfume

El olor a hierba y tierra húmeda en los días lluviosos.

Nuestra familia

Dafne Merchán

Barakaldesa de toda la vida, siempre me ha encantado viajar, conocer sitios nuevos, culturas nuevas, pero sobre todo gentes diferentes. Entre todos los tipos de hospedajes en los que he parado, los bed&breakfast y las casas rurales han sido de mis preferidos. Por la calidez de los establecimientos, por los desayunos opíparos, pero sobre todo por la cercanía y amabilidad de las gentes que los regentaban. Si a eso le sumas el incondicional amor que siento por los animales, tener un lugar en el que poder montar mi pequeña granja se tornaba un sueño para mí, y esas experiencias fueron las que plantaron esta semilla en mi corazón, que poco a poco ha ido germinando.

Con doble titulación como arquitecta técnica e ingeniera de la edificación, y una especialización en diseño de interiores llegué al mercado laboral en el peor momento de la historia: la crisis inmobiliaria. 

Momento de reinventarse, y así lo hice… Me formé con muchos de los mejores pasteleros del panorama nacional e internacional y monté mi propio obrador con cafetería, en solitario. Con el tiempo la parte de en solitario acabó pasándome factura y empecé a echar curriculums para trabajar para otros. 

Para mi sorpresa la primera empresa que contactó conmigo fue Azurmendi Enea ofreciéndome el puesto de jefa de pastelería para su restaurante Eneko Larrabetzu, con una estrella Michelin. Tras seis meses mi contrato finalizó sin la posibilidad de renovarse hasta nuevo aviso por otra crisis mundial: el Covid-19.

Con la necesidad de volver a reinventarme, esta vez con la mejor compañía posible a mi lado y con la semilla en mi corazón totalmente enraizada surge Lorenetxea Ekoturismo.

Es una oda a mi ama, gracias a la cual, como casi todo en mi vida, ha sido posible cumplir este sueño.

Ronaldo Godoy

De Río de Janeiro, Brasil,  la hospitalidad y la amabilidad son mis puntos fuertes. Me gusta viajar conocer nuevas culturas, me encanta la tierra y la naturaleza y sobre todo me encanta conocer gente nueva.

Vengo de una familia de músicos y de pequeño me enamoré del violín, el instrumento que elegí para estudiar y trabajar. Desde que llegué a Euskadi en 2016 me he dedicado a dar clases de violín a alumnos de todas las edades. También he formado parte de diferentes grupos musicales.

Lorenetxea Ekoturismo es una idea que siempre ha estado ahí, en nuestras cabezas, pero que no habíamos descubierto y que el destino ha hecho esta semilla florecer. Estoy muy feliz de realizar este sueño con Dafne, un lugar donde podemos aportar nuestras experiencias laborales previas y nuestra personalidad. 

Acompañándonos en este sueño

Para completar la familia, de momento, en este viaje nos acompañan cuatro perros, Argos, Churchill, Pixka y Ares, y cuatro gatos, Angie, Toffee, Zoe y Gaba. Podéis conocer más de nuestra familia salvaje en su instagram: @pizti_familia